lunes, 17 de enero de 2011

OTRAS CARICATURAS.

Hace tiempo el maestro Ike me dio la oportunidad de trabajar con él haciendo unas caricaturas (como unas ¡90! cada uno) para los empleados de una empresa. Mantener el nivel del jefe es imposible, así que me contenté con hacerlo lo mejor posible. El tipo de caricatura, lineal y esquemática, me supuso una nueva forma de abordar el tema. Me gustó mucho hacerlo. La parte marciana del asunto (todos los trabajos tienen una parte marciana, ya saben) fueron las fotos de referencia. No es  que contásemos con tan solo una foto por caricaturizado, si no que la calidad de muchas de ellas, estaba a menudo a una resolución imposible. Recuerdo el caso de varias a los que puse cargaditos de granos cuando los supuestos granos eran en realidad motas en la foto (el pobre Ike las tuvo que retocar).
Aquí pongo algunas.

3 comentarios:

Ike dijo...

Oiga, ¿usted está bobo o qué?... "mantener el nivel" fue lo que me tuvo sudando tinta para que mis caricaturas se parecieran lo más posible a las tuyas; que son, sin discusión alguna, acojonantes de buenas.
Para mi, lo mejor de este encargo fue aprender, ¡repito!, aprender de tu trabajo. No te imaginas lo que me costaba, en tiempo y repeticiones, llegar a tu nivel de habilidad y síntesis, lo digo completamente en serio.

Lo de las fotos fue... no sé, no entiendo que los propios interesados no comprendieran que con una buena foto de referencia habría un mejor resultado. Pero salió, oiga, y al parecer todo el mundo quedó contento.

Mira, aunque igual conoces la anécdota... Un marchante de arte le pidió a Picasso uno de sus brillantes pero lineales y sencillos dibujos. Cuando le preguntó el precio el pintor respondió: "2000 dólares"
"¿2000 dólares por algo tan simple? "¡¡¿Cómo puede usted pedir tanto por algo que no le habrá llevado hacer más de dos minutos?!!" dijo el marchante.
"Tiene usted razón" respondió Picasso con cierta sorna "pero es que me llevó hacerlo más de dos minutos... exactamente, he tardado veinte años y dos minutos, caballero"

Moraleja: no infravalores tu experiencia, jefe. ¡Tantos años dándole al rotring se notan!

Eduardo dijo...

Compadre, todo aquel que nos lea y le conozca ya sabe perfectamente del nivel de calidad del que hablamos. Y dejemoslo aquí.
Conocía la anécdota de Picasso pero atribuida a un músico. De todas formas es perfectamente válida. El problema es que a nosotros por toda la vida dibujando nadie nos dará una mielda. Triste, triste. Pero bueno, al menos no reiremos ¿No? ¡¡¿NO?!!

Ike dijo...

Nos reiremos, sí, como se reirá un posible cliente cuando le pidamos 2000 dólares... pero hay que saber anécdotas de estas por si acaso se la colamos a alguno.

Ay, tendríamos que haber hecho FP. Nos reiríamos más y con el estómago caliente.