jueves, 7 de junio de 2012

OTRO "CARBONCILLO"

Esta vez la cosa versaba sobre las ferreterías. Ese mundo ignoto.



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno!

JP dijo...

Coincido, buenisimo. AAAAh las ferreterías, ese lugar donde descubres quien es gomero porque entra, se pone en el mostrador y pide un vino de Jerez y unas aceitunas.

Eduardo dijo...

Gracias Anónimo.
JP, bueno, no hace falta ser gomero, yo mismo me acuerdo de cierto personaje que entró en una ferretería a preguntar si tenían camisetas de futbol. Verídico.

Guillermo Pérez Rancel dijo...

Qué pasada tío! Amo los dibujos a lápiz! Te quedó genial

JP dijo...

Una cuña de radio rezaba....PARA VER BIEN...... FERRETERÍA EL MARTILLO. También verídico.

Carla dijo...

Jajaja!Ese carboncillo es muy cierto! Yo lo he vivido! Y eso que el cliente parece un señor digno de respeto, si eres un pollo como yo y vas a una ferretería no se imaginan el apabulle. Los goterones de sudor no serían una exageración...

Eduardo dijo...

Gracias Guillermo, viniendo de ti es todo un honor. Un abrazo.
JP, joer, esos de la cuña son unos filósofos de la pradera.
Carla, a quién se lo vas a decir. Yo soy un experto en goterones de sudor frente a mostradores inverosímiles, no solo de ferreterías. Si yo te contara.

juanan dijo...

Luego hay sujetos ejtraños, como el amigo Gonzalo que se emociona, su cara es un puro gozo de felicidad cuando entra en estos lugares.

Hay gente pa tó.