lunes, 7 de febrero de 2011

VIÑETA.

http://www.elblogoferoz.com/

3 comentarios:

JP dijo...

Se acabo la tiranía de los fumadores, comienza la tiranía del resto. - dijo el asmático.
La verdad es que me da un poco igual porque el asma es una enfermedad crónica y ya no hay quien me la quite. Salgo poco y mi peor enemigo fumador no cambia de hábitos y vive en mi casa así que me siento como si me picara la cabeza y me dieran patadas en los cojones. Pero supongo que el resto lo apreciará.

Eduardo dijo...

Me parece una ley excesiva. Y tampoco soy fumador. Me da miedo cuando el Estado juega a ser padre cuidando de uno incluso en contra de la propia voluntad. Se está cerca del despotismo.

cgonrod dijo...

Qué bueno!