viernes, 19 de octubre de 2012

GUANCHINFLAI

Mis palabras canarias favoritas, como dejé una vez escrito en el absolutamente genial blog de mi amigo Ike, son pollaboba y guanchinflai.
No son precisamente guanches ni nada de esto, pero son más canarias que una murga, que una murga canaria.
Pollaboba por la sonoridad, casi musicalidad y guanchinflai por lo extraordinariamente bien que define lo indefinible.
Una vez iba con un amigo al encuentro de otro. Generalmente solíamos ir tres a dar con este último, pero ese día el tercero en cuestión (gran persona pero un tanto peculiar, juntos haciamos un grupo un tanto dificil) no pudo venir. Al llegar, al amigo a la espera soltó extrañado: ".... ¿Y el otro guanchinflai?"
Tras una breve reflexión llegas a la conclusión de que es una definición magnífica. Desde entonces forma parte de mi vocabulario diario.
En si no tiene ningún sentido, pero seguro que si oyen el vocablo referido a alguien ( por ejemplo: "Pepito es un guanchinflai" se hacen una idea diáfana  del interfecto.

Este dibujo que es de hace un porrón de años (otro de las viejas carpetas) hecho a guache y pastel y retocado para la ocasión digitalmente, podría servir de ejemplo.
Y no busquen malvados parecidos. Es totalmente inventado.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajajajaja, me parto!

JP dijo...

Tomo nota de sus elecciones léxicas de peculiar sonoridad canaria.
Las mías son Tolete y singüango.

Anónimo dijo...

Mi palabro canario favorito es pericusa

Anónimo dijo...

Je, que no busquen "malvados parecidos"... Sí, bonito, sí.

Eduardo dijo...

Que manía con partirse, Anónimo.
Mmmmmmmm... no está mal JP, pero hay un par más que... ¿Sabes qué? Me acabas de dar idea para otro post.
¿Pericusa, Anónimo 2? Es la primera vez que lo oigo. Pericusa. Suena a, no sé, como a fino o algo.
Anónimo 3. Pues es la verdad. El dibujo lo hice si no recuerdo mal, en el 94 y fue a base de fijarme en distintas fotos de revistas, sin centrarme en nadie en particular. Gracias por lo de bonito, me hace sentir atún.